¿Qué es un filtro pop y para que sirve?

¿Qué es un filtro pop y para que sirve?

¿Qué es un filtro pop y para que sirve? Puede que no sea el activo estrella de un estudio de grabación casero, pero hay que convenir en que verlo delante de un micrófono da la impresión inmediata de profesionalidad. Y esa es precisamente su función: distinguir el trabajo amateur del profesional.

Además de afectar a la calidad de la grabación, el filtro antipop contribuye a aumentar la vida útil del micrófono. También conocido como escudo antipop o pantalla antipop, es esa encantadora estructura enmarcada, normalmente redonda, hecha con nylon o malla metálica, que se coloca entre el micrófono y el cantante o el altavoz.

Su popularidad creció especialmente en los años 70 y 80, cuando la tecnología de los estudios de grabación empezó a mejorar. No se puede utilizar con instrumentos, pero sí con cualquier tipo de micrófono.

¿Para qué sirve el filtro pop?

Dispersa la presión sonora producida por el aire que se libera al cantar, hablar y respirar sobre la cápsula del micrófono;
Controla los “pops” o “plosivos”, como las saturaciones sonoras captadas con la pronunciación de las letras B, P y T;
Evita las salpicaduras de saliva en el micrófono. Si se acumula este líquido, puede dañar los micrófonos y reducir su vida útil; lo cual es lo peor, teniendo en cuenta que el micrófono es el elemento clave en una grabación de voz, ¡además del artista!

¿Por qué utilizar el filtro antipop?

Por muy accesible y avanzada que sea la tecnología de grabación de audio hoy en día, la mayor parte del proceso sigue ocurriendo mientras se captura el audio.

Una buena grabación reduce la necesidad de editar en exceso.

El Filtro Pop es un salvavidas para los técnicos de sonido, ya que proporciona grabaciones nítidas y bien acabadas. Eliminar los “pops” uno a uno después exigiría cortes precisos en las frecuencias bajas, lo que no sólo hace más lento el proceso de producción, sino que podría presentar resultados poco deseables. En cuanto a editar el exceso de aire… Es más que probable que eso no ocurra.

Hay que prestar atención, por supuesto, al hecho de que muchos cantantes y oradores utilizan la inhalación y la exhalación con una intención particular durante la actuación. El Pop Filter actúa bloqueando el exceso de aire: el choque del aire que se mueve rápidamente en el micrófono daña de forma crucial el material grabado.

¿Necesita todo el mundo el filtro antipop?

Existen técnicas de grabación que no emplean el uso del filtro antipop; estas técnicas fueron creadas precisamente para eliminar su uso y rescatar la porción (mínima, pero existente) de agudos que la membrana del filtro antipop acaba eliminando. Suelen consistir en inclinar el micrófono y ponerlo a la altura de la frente en relación con el cantante, apuntando en dirección a la boca mientras éste canta en horizontal, como si tuviera un micrófono delante.

Sin embargo, esta técnica exige una colocación meticulosa, algunos ajustes en la ecualización y no siempre funciona. También depende de la técnica y los hábitos del cantante: tendría que abstenerse de girar la boca hacia el micrófono y ser capaz de actuar como siempre sin tener un micrófono delante, lo que es difícil incluso para algunos cantantes profesionales. En un entorno amateur, las posibilidades de que el cantante no acierte son aún mayores.

En general, el filtro antipopping te asegura que la grabación saldrá bien y sin pops. Así, esas tomas milagrosas en las que el cantante se deja llevar y hace una interpretación preciosa no correrán el riesgo de perderse por cuestiones técnicas. El cantante también podría abstenerse de producir demasiado aire y tratar de controlar la enunciación de las Bs, Ts, Ps y Ss, pero eso pasa factura a la interpretación, ¿no?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.